La desinformación como estrategia política de la revolución cubana

viernes, 11 de febrero de 2011


La desinformación como estrategia política de la revolución cubana.


Eduardo Torres Hernández.
Partido Republicano de Cuba. 
 

La información, es la acción de informar, averiguación jurídica necesaria para conocer sobre determinado hecho, ya sea político, cultural, económico o social que realiza el informador (en nuestros tiempos entiéndase periodista) que es la persona que informa y va a reflejar o describir los hechos ocurridos con la mayor veracidad posible.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 19 hace alusión al derecho que tiene el individuo a recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. Todo esto en una sociedad democrática no es noticia, e incluso se le anexan poderes a la prensa realmente extraordinarios, que a diferencia de países con gobiernos totalitarios donde la censura es la madre de la Desinformación, la información es manipulada.

Desde el comienzo mismo del triunfo revolucionario en Cuba, la dirección del país se dio a la tarea de nacionalizar todos los medios informativos y los puso bajo la tutela del naciente Partido Comunista, de esta manera cualquier acontecimiento que pudiera ser noticia en el marco nacional solo podría ser publicado por aprobación de un selecto grupo de asesores que dan el visto bueno.

La revolución cubana hizo suya “La Desinformación” como arma estratégica para mantener sumido en el limbo a todo un pueblo que no tiene la menor idea de lo que sucede a su alrededor, y lo que es peor aún, es un delito tratar de buscar información a través de otros medios, como es Radio Martí o los canales de televisoras extranjeras. Además es utilizada por el régimen como baluarte de la obra maestra de la construcción de la sociedad perfecta.

En nuestro país ha hecho un gran daño la falta de información y la restricción del acceso a Internet, de manera que fue castrado de todos sus derechos de información y esto no es resultado de la casualidad sino que estuvo muy bien calculado y diseñado por el régimen que se encargó desde el inicio a no perder un centímetro en la escala de suministro informativo a la población.

Los conceptos que hoy tienen la mayor parte del pueblo a cerca de la oposición interna en Cuba es dirigida y orquestada por el propio gobierno y es el resultado del control absoluto sobre los medios de difusión masivos, de ahí que muchos piensen que estar en contra del actual sistema político cubano es ser un apátrida, es no tener valores sociales, es ser un delincuente, es ser sencillamente un antisocial, y esto claro, está dado por el resultado de la manipulación de la información que se les ofrece. 
 
La maquinaria propagandística organizada por el régimen no solo está encaminada a controlar la información, sino también a crear falsos valores personales, patrióticos, culturales y sociales que pueden desembocar en tergiversar los verdaderos fundamentos del conocimiento del ser humano, además de la forma de percepción del mundo que le rodea. La verdad es que todavía se desconoce el daño que pudiera hacerle a generaciones futuras esta falta de conocimiento y valores, porque téngase en cuenta que la lucha por convertir a nuestro país, en el país más culto del mundo, va a traer consigo la pérdida de calidad del conocimiento en los futuros profesionales egresados de la universalización de la enseñanza.

Todos podemos recordar pasajes de la época de estudiante cuando éramos sometidos a adoctrinamientos políticos y manipulaciones a cerca de la realidad del mundo exterior, unos lo superaron, otros quedaron atrapados y continuaron el camino apoyando al régimen por miedo o por convicción, este es el resultado que ellos desean, someter a toda costa. Nunca olvidaré aquella tarde que llegó mi hija de la escuela, entonces cursaba preescolar tenía solo 5 años, me dio un beso y me dijo “Papi cuando vengan los americanos yo voy a defender mi patria con la punta de este lápiz”; a pasado el tiempo y jamás y podido superar el momento de impotencia que experimenté en ese momento.

No todos los objetivos que ha querido lograr el régimen con la desinformación lo ha logrado, pero lo que si podemos tener en cuenta es que son maestros aplicando estos métodos y que son verdaderos profesionales Desinformando Informando.



0 comentarios:

Publicar un comentario

 
 
 

Labels

Archives