Invitación a lo Mismo

viernes, 11 de febrero de 2011


Invitación a lo Mismo
 
Juan E. Medina García.
Partido republicano de Cuba.

El artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece que: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, ese derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.Ese derecho lo usó el testaferro que canta, Silvio Rodríguez en su libelo titulado “Invitación”, publicado en periódico Granma el día 14 de septiembre del 2010, y el cual ha dado origen a esta respuesta.

Este señor olvida que la historia es la memoria de los pueblos, que esta debe abarcar lo positivo y lo negativo, sin manipulación para que sea creíble, verdadera, porque cuando ocurre lo que en la actualidad se vive en Cuba, se convierte en una farsa.

En su verbalismo arremete contra la época prerrevolucionaria para complacencia del régimen, señalando males que son innegables debido a la corrupción de aquellos gobiernos de turno.Pero afirmar que en nuestro país no había dignidad y que el actual gobierno es el mejor de nuestra historia, se puede calificar como un disparate de alguien que ignora el pasado y el presente.

Donde quedan Varela, Martí, Gómez, Los Maceo, Calixto García, Céspedes, Agramonte, Antonio Guiteras, Martínez Villena, Julio Antonio Mella, Jesús Menéndez, José Antonio Echevarria, Frank País y tantos valerosos jóvenes que ofrendaron sus vidas luchando contra todo aquel que quiso someter nuestra Patria e imponerle una dictadura o gobierno cruel. 
 
Nuestra historia está plagada de hechos censurables, injusticias, abusos, de pobrezas, pero ni aún así se podrá borrar su épica valía.En dicha declaración menciona el desagradable hecho del marine meando sentado en la cabeza de la estatua de Martí, en el Parque Central de nuestra capital; pero omite la respuesta de la población y las autoridades a esta profanación.Dice estar de acuerdo a revertir los errores, desterrar el autoritarismo y construir una “democracia socialista sólida”; la democracia no admite adjetivos, solamente es Democracia.
Se niega a renunciar a los derechos fundamentales que la revolución conquistó para el pueblo, que son según él: dignidad, soberanía, salud, educación, cultura, y una vejez honorable para todos.Cuando se refiere a dignidad, desconoce que el pueblo trabajador se apropia de lo que puede en los centros laborales como forma de compensar la explotación a la que son sometidos y de esta manera ir sobreviviendo; soberanía: nadie es dueño de nada, no se puede vender su propia casa e ir a vivir donde desee, los campesinos no pueden vender sus tierras, en la capital de la república se corre el riesgo de ser deportado; salud, muchos pacientes sufren maltratos de médicos y enfermeras, los medicamentos la mayoría de las veces no aparecen o están en falta, los hospitales son un desastre el deterioro es visible; educación: al adoctrinamiento le llaman así, muchos profesionales apenas saben leer, otros para contar utilizan los dedos de las manos y la ortografía ni hablar; cultura: sin una educación verdadera esta no existe; vejez honorable: es doloroso ver personas de la tercera edad vendiendo cigarros, parte de sus alimentos y muchos en los basureros recogiendo desechos para venderlos como materias primas, ahí van incluido los jubilados pues se sabe que la mísera chequera no alcanza para mal vivir. ¿Estas son las conquistas a las cuales se refiere Silvio Rodríguez?; por supuesto que no.

Para él sin dudas derechos fundamentales que la revolución conquistó para el pueblo, se debe a la libertad con que se mueve a lo largo y ancho del país; sale a cualquier parte del mundo al igual que lo hacen Pablo Milanes y el mercenario que se hace llamar Jean Guy Allard quien no sabemos de donde es, pero hemos aprendido a conocerlo por sus artículos mal intencionados llenos de odio contra el pueblo cubano y su incondicional apoyo al régimen opresor; estos ilustres personajes y otros de la misma calaña son los que gozan de plena libertad para salir y entrar al país cada vez que lo deseen; mientras el resto del pueblo tiene que ser autorizado por el amo.

El cantautor recuerda el pasado cuando las tiendas estaban abarrotadas de mercancías y que solo compraban los que podían, los que no, a mirar las vidrieras; pero olvida que ahora ocurre lo mismo. A las llamadas tiendas recaudadoras de divisas concurren él y demás privilegiados que tienen con qué, personas con familias en el extranjero, botelleros del gobierno y algunos otros que hacen malabares; mientras la mayoría de la población debe conformarse con mirar vidrieras.

En su invitación dice:” Pero, por encima de todo, no quiero que regrese aquella ignominia, aquella miseria, aquella falsedad de partidos políticos que cuando tomaban el poder le entregaban el país al mejor postor. Todo aquello sucedía al tibio amparo de la Declaración de los Derechos Humanos y de la Constitución de 1940”. El cantante-político desconoce que los negocios en su mayoría pertenecían a nacionales y que los documentos que él hace alusión y trata de denigrar pueden ser considerados como Patrimonio de la Humanidad por los mensajes tan democráticos y abarcadores para todas las personas, sin límites de derechos, ideas, raza y pleno gozo de libertad.

Ataca a los opositores pacíficos que fueron educados por la revolución y hoy la atacan, los llama cambia casacas. Ellos son lo que son gracias a su talento y no a ese fracasado sistema que él defiende; ¿A quien debe agradecer el señor Fidel Castro poseer el título de abogado? Parece desconocer que la salud, la educación y todo lo que ellos llaman gratuidades nuestro pueblo trabajador lo paga con creces, tal subsidio no existe porque sale del sudor de la enorme masa de esclavos modernos que hay en el país. La venta de propiedades a extranjeros en la época prerrevolucionaria, es cierto, pero no hace alusión a que hoy un nacional no puede tener un negocio mientras son promulgadas leyes que dan facilidades a la inversión extranjera en la compra de propiedades las que incluyen construcciones de campos de golf para el disfrute de millonarios foráneos y nacionales. No sería extraño ver al señor Rodríguez ser parte de este selecto grupo con acceso a estas instalaciones ¿A esto es lo que el llama “Democracia Socialista sólida”.

No creo en la existencia de ideologías de sistemas políticos. Sólo es un sistema capitalista con dos facetas: una aunque con dificultades ofrece a las personas derechos y libertades con oportunidades para luchar por una vida mejor; la otra, totalitaria, muy radical, poseída de concupiscencia y de la cual disfrutan solamente los miembros de la cúpula y algunos de sus incondicionales, como este señor que ve esto con total normalidad, mientras el resto del pueblo carece de lo necesario para la solución de sus necesidades básicas.

Dice no olvidar los errores y los voluntarismos tampoco las agresiones que han usado todas las armas para herir y matar, coincidimos en este aspecto, el terrorismo debe ser repudiado y condenado provenga de donde provenga. Cuando dice no olvidar los errores puede que lo haga pensando en las bombas que estallaron en La Habana en distintos lugares y en cuya acción participó “El Curita” ; petardos que estallaron a lo largo y ancho del país, atentados a simpatizantes del gobierno de Batista.

Emplea el eufemismo distorsión cuando se refiere a los medios de difusión. Quien o quienes oyen o ven las emisoras de radio o televisión de países que transmiten noticias con total libertad, están al tanto del acontecer mundial, de la realidad que se vive sea buena o mala; él lo sabe porque tiene acceso a ellos incluyendo Internet. Pero estos medios en manos populares son considerados muy peligrosos porque atentan contra el control y el dominio que el régimen quiere mantener a cualquier costo en el país. Mas adelante dice: “El bloqueo (léase embargo) no tiene toda la culpa de nuestras desgracias.
Pero no nos ha dado la oportunidad de medirnos a nosotros mismos”.

Quien no nos ha dado la oportunidad de medirnos y llevado al país a la situación en que se encuentra no es el embargo, ha sido el gobierno totalitario, debido al férreo control ejercido por más de medio siglo sobre la aterrada población. Muchos son los errores cometidos como: el paternalismo institucionalizado, el descontrol en todos los aspectos, la corrupción (el más grave), pérdidas de conceptos y valores que han socavado nuestra ya deteriorada economía.

Al final de su artículo dice: A mí me gustaría morir con las responsabilidades de nuestras desdichas bien claritas. Por eso invito a los que aman a Cuba y desean la dignidad de los cubanos, a gritar conmigo ahora, mañana en todas partes: ¡Abajo el Bloqueo!...

Le recuerdo, no olvidemos, que usted es o fue miembro de la entelequia que llaman Asamblea Nacional del Poder Popular, que se está incluyendo entre los desdichados cuando en realidad no lo es; su lugar está entre los privilegiados y que cuando se instaure la democracia conocerá de los horrores que ha apoyado durante tanto tiempo.

Por último, usted no es el indicado para invitar a los que aman a Cuba y desean la dignidad de los cubanos a gritar ¡no! Porque a Cuba la amamos y la llevamos en nuestros corazones, porque las personas con honor tienen dos tesoros por los cuales están dispuestos a dar sus vidas si es preciso: Su Familia y su Patria. En cuanto a dignidad nuestra historia es el mejor testigo, a nuestro pueblo le sobra patriotismo, pundonor, amor; dignidad les falta a personas como usted que ven las injusticias y callan o no se revelan contra ellas. A nuestro pueblo le sobra dignidad, lo que no tiene es Libertad.

Señor Silvio Rodríguez siga dedicándose a su canto, talento tiene de sobra, en lo otro lo que hace es politiquear…..

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
 
 

Labels

Archives